Experiencia IEEE de David Orjuela

Experiencia IEEE de David Orjuela

IEEE: Un largo camino por recorrer

Nunca pensé que todo esto le cambiara a uno la vida, y es que en tercer semestre, donde comienza esta historia, es difícil visualizar un futuro como profesional.

Si, era tercer semestre de ingeniería electrónica en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas (UD), y un amigo nos invitaba a ser miembros de IEEE. ¿Qué era eso?¿para qué sirve?¿qué se debe hacer?, eran algunas preguntas que uno se planteaba y que hasta hoy es difícil de responder con certeza.
Muchas veces me preguntan: “¿qué es IEEE?”, y la única respuesta que sale de mi cabeza es un “Lo que cada uno quiera que sea”. Es vaga la respuesta, pero en realidad he visto tantas facetas del instituto que hasta a mí me sorprende que pueda contestar eso. He visto personas hacer amigos, he visto amigos hacer familia, he visto otros amigos creciendo profesionalmente, he visto otros viajando a lugares que no sabía que existían, y así, la lista de facetas aumenta a medida que continuo en el instituto.

Continuando con mi historia, y con pocos conocimientos sobre IEEE, pero con la convicción que planteaba el amigo que nos invitaba a hacer parte del instituto, y una promoción tan tentadora, no lo hubiera pensado dos veces. Sólo cinco mil pesos de la época, incluida la sociedad de CAS, fue la inversión inicial que hice y de la cual considero ha sido una de las mejores que he hecho hasta el momento. Como dato curioso, esa promoción fue criticada por un profesor brasileño que conocí mucho tiempo después. Me dijo alguna vez que había sido mala idea, pues no se había visto permanencia en esos miembros. Nunca estuve de acuerdo con él y nunca se lo manifesté, tal vez debió saber que a la larga lo pude conocer a él debido a esa simple promoción.

Captura1
Volviendo al caso, debo decir que me formé paso a paso en la rama estudiantil IEEE UD. Primero como monitor de sala, luego como coordinador de la misma, presidente de capítulo estudiantil, vicepresidente de la rama, y finalmente como coordinador del II Concurso de Robótica IEEE para Estudiantes, el cual aumento mi tiempo en la universidad en un semestre más, pero valió la pena por todas las experiencias acumuladas.

Captura3

Los frutos de ese trabajo a lo largo de la carrera fueron variados. En todas las actividades conocí gente maravillosa, con los cuales se trabajó en equipo y se aprendió bastante. Los diferentes espacios como las reuniones nacionales (RNR), me dieron la oportunidad de conocer ciudades diferentes como Villavicencio, Calidad, Popayán, Valledupar, Santa Marta y Bucaramanga, además de obtener más conocimientos sobre el instituto y en general de la ingeniería en el país a escala estudiantil.

Tal vez la oportunidad más importante en mi vida ha sido el tener la oportunidad de estar en una Reunión Regional de Ramas (RRR). Como vicepresidente de la rama IEEE UD, pude asistir a la RRR 2004, que se realizó en la ciudad de Salvador en Brasil.

Una de las mejores experiencias como estudiante de ingeniería, donde conocí personas de muchas partes del mundo, sin saber que estaba allí la puerta a mis estudios de posgrado.

De esas personas tan especiales que se conocen en esos encuentros IEEE, una de ellas me ayudó en la tarea de inscribirme en una maestría en la Universidad Federal de Rio de Janeiro - UFRJ, y entonces comenzó otra gran aventura.
Captura4

En Brasil, comencé mis estudios de posgrado, tuve la oportunidad de conocer estudiantes de la
rama IEEE UFRJ, hacer parte de su rama, participar de la RNR de 2007, de crear un capítulo
profesional en educación EdSoc del Consejo Brasil, y de ser beneficiario de una beca de la
sociedad de inteligencia computacional (CIS), con la cual pude conocer algo de Chile.
Captura5
Fueron años maravillosos en Brasil, donde fue difícil la organización de actividades con el
instituto en sección Rio de Janeiro, tanto estudiantiles como profesionales. Sentidos de
pertenencia distintos, acuñados cada uno a su propia cultura, universidad y compromiso local.
De algo estoy seguro, y es que volví con una convicción de fortalecer el capítulo de CIS en mi
sección, la sección Colombia, donde hay tareas que se están a empezando a gestar, como la
sociedad latinoamericana de inteligencia computacional, o como el congreso latinoamericano
(LA-CCI) de la misma, y tareas en las que se tiene que seguir trabajando.

Y así como en un camino constante que tiene que ser recorrido, comienza una nueva aventura
en la senda de IEEE, en donde seguiré aportando tanto cuanto pueda, y sacándole frutos a ese
instituto tan importante en la ingeniería.
Y para tí entonces ¿qué es IEEE?
Captura6